La Vanidad (Extracto de Ibn Hazm)

La vanidad

“La vanidad es como un tronco del cual nacen, a modo de ramas, el orgullo, la insolencia, la soberbia, la arrogancia y la altanería.

Todos estos nombres expresan matices análogos de una misma idea, y por eso es tan difícil bien a la mayoría de los hombres. En general, la vanidad o jactancia implica una perfección o buena cualidad que el vanidoso posee o que al exterior aparece en él. Así, hay quien esta infatuado de la ciencia que posee y trata  por eso a los demás hombres con un aire de empaque y superioridad humillante.

El que está envanecido de sus buenas obras, se enaltece a sí mismo con altanería.

El que presume de que sus opiniones son siempre muy atinadas, combate las ajenas con insolencia

El que se gloria de su propia estirpe trata a todo el mundo con orgullo desdeñoso.

El que, en fín, alardea de su alta posición y honoríficos cargos es soberbio y arrogante con los demás”.

Del Libro de la medicina de las almas, pasaje 262 – Ibn Hazm

 

 

Imagen: delirioandalusi.blogspot.com

Anuncios